Crítica Los Odiosos Ocho

Los odiosos ocho: el Reservoir Dogs del Oeste (sin spoilers)

Cuando me invitaron al cine para ver “la de Los Odiosos Ocho”, pensé en esa peli de los apellidos catalanes, pero en realidad me estaban hablando de lo nuevo de Tarantino, The Hateful Eight. 

He disfrutado mucho otras cintas del autor como Pulp Fiction, Kill Bill y Malditos Bastardos, y quería repetir de nuevo con Los odiosos ocho, pero por desgracia no fue así. A ver, los fans de Tarantino, guardad vuestras katanas de Hattori Hanzo, o por lo menos esperad hasta el final de la crítica.

Los odiosos ocho cuenta la historia de un grupo forajidos que se queda encerrado en una cabaña durante una ventisca. Entre ellos tenemos a una misteriosa mujer con una recompensa de 10.000 dólares por su cabeza, y a un cazarrecompensas que quiere entregarla a la justicia. Hay sospechas de que en el grupo alguien no es quién dice ser y que está relacionado con ella.

El argumento pinta bien: traiciones, intriga, y una situación que puede explotar en cualquier momento y acabar muy mal. Es Reservoir Dogs, pero en el Oeste, suena emocionante, ¿no? Pues sólo lo es a ratos. En mi opinión, podemos ver cuál es el principal problema de esta cinta en sus primeros minutos.

analisis-los-odiosos-ocho-samuel-l-jackson-jennifer-jason-leigh-kurt-russell-700x350

La película empieza con una secuencia de créditos bastante larga, pero que logra captar nuestra atención gracias al trabajo de Ennio Morricone. La banda sonora de la película es fantástica y logra transmitir a la perfección el sentimiento de que algo terrible está a punto de suceder. Las pegas empiezan cuando nos presentan a los protagonistas a bordo de una diligencia: van hablando uno por uno y soltando toda su historia de golpe. En este sentido me recuerda al programa del Jefe Infiltrado, basta con enfocar a alguien con la cámara para que te cuente todas sus desgracias y miserias.

A pesar de la densa exposición, todos los personajes están bien construidos y tienen un trasfondo interesante, pero ni esto consigue evitar que la introducción se haga excesivamente lenta. Puede que Tarantino sepa hacer diálogos agudos mejor que nadie, pero en esta película se recrea demasiado en ellos y algunas conversaciones se hacen interminables. Si quisiera estar encerrado en un coche aguantando a varios desconocidos contándome su vida usaría Bla Bla Car.

Todo mejora cuando llega el primer punto de giro y la película empieza a coger velocidad. Por fin vemos en acción al Tarantino alocado y frenético de Pulp Fiction y Kill Bill, pero este acelerón no dura mucho. Los Odiosos Ocho tiene más cambios de ritmo que Bohemian Rapsody, y después de algunos momentos muy disfrutables, la película vuelve a perder velocidad otra vez y no la recupera hasta el tramo final, como si en el descenso de una montaña rusa te obligasen a hacer una paradita para repostar en boxes.

En cierto momento del metraje, uno de los personajes dice que la situación que están viviendo es un juego de paciencia. Creo que se estaba refiriendo a la propia película, ya que a mi parecer no hay frase que la resuma mejor. Si sabes esperar te regalará grandes momentos, pero si no eres muy fan de Tarantino o no soportas las películas con ritmo lento, es muy probable que te acabes cansando de este juego.

Anuncios

19 comments

  1. La verdad es que me encantó la peli, estoy de acuerdo en que la rítmica deja mucho que desear aunque los encuadres de Tarantino la endulzan bastante, me repito pero desde que murió Sally Menke la rítimica no es igual y se nota cantidad.

    Le gusta a 1 persona

  2. Soy muy fan de Tarantino. En ocasiones hasta demasiado jaja.
    Pero he de decir que si es verdad que tiene un ritmo calmado al inicio, pero a mi personalmente los diálogos me encantaron. Estoy muy rodado en los guiones de este director.
    Y por último a mi parecer vuelve a la esencia de Reservoir, Pulp y Kill Bill. De lo mejor en años de Tarantino.
    Yo la he alabado en mi blog por si te interesa jaja
    Buena reseña 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. A mí me encantaron la mayoría de películas de Tarantino, pero últimamente creo que tienen problemas de ritmo, puede que se deba a la muerte de su editora habitual, Sally Menke, o quizás sea una evolución de su estilo. En lo personal, me gustaría que tuviese un ritmo menos calmado.

      Le gusta a 1 persona

      1. Reservoir Dogs y Jackie Brown son de las más calmadas y de las más aclamadas de él. Y creo que con esta película, como bien dices en tu título, ha vuelto a sus principios.

        Me gusta

  3. Por lo general me gusta el ritmo de las pelis de Tarantino, pese a sus altibajos. La propia Pulp Fiction tiene momentos muy lentos (pero interesantes), ritmos pausados (pero necesarios) y luego sus grandes escenas. El problema viene cuando se mira tanto el ombligo que se pasa en sus diálogos, o cuando estos no son tan brillantes como habitualmente. A mí no me gustó Jackie Brown, por ejemplo, y Death Proof me parece lamentable, indigna de Tarantino. Del resto de su filmografía, fan, muy fan. A ver cuándo puedo ver a estos “Odiochos”.

    Le gusta a 1 persona

  4. El último acto es explosivo y la peli en conjunto resulta disfrutable, siendo objetivos le sobra algo de metraje y algunas escenas se alargan mucho pero al final Tarantino siempre termina atrapándome. Buena crítica y muy de acuerdo tanto en que la presentación de personajes se hace excesivamente lenta como en lo de saber esperar para que venga lo grande.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s