JOHN WICK: UN DÍA DE PERROS

Hace poco vi la nueva película de Keanu Reeves, y me recordó mucho a Quiéreme si te atreves. No es que esta peli sea romántica, pero s lo de putearse el uno al otro. Hablo de John Wick.

John Wick es la historia de un hombre que se acaba de quedar viudo pero aún así es feliz, tiene su coche y su perro y para qué quiere más. La cosa se le tuerce cuando va a una gasolinera y se encuentra con un mafioso empeñado en comprarle el coche. John le dice que no está a la venta, pero el mafioso no acepta un no por respuesta y se planta en su casa con unos cuantos malos aleatorios.

Esta es una peli de venganzas así que ya sabéis lo que viene ahora: los villanos secuestran/matan a su mujer o a su hija y el bueno de John emprende una desenfrenada orgía de destrucción y violencia hasta quedarse a gusto. Eso sería lo normal, pero se os escapa un detalle: John es viudo y no tiene hijos, ¿a quién van a matar los malos? Sí, es lo que estáis pensando… se cargan al perro.

Estamos tan acostumbrados a que maten a la familia del prota que lo vemos como algo normal. Si en una peli se cargan a tu mujer o a tu hija te tienes que vengar, pero matas casi por obligación, sin ganas. Pero si se cargan a tu perro… esos tíos merecen morir de la forma más dolorosa posible.
keanu-reeves-john-wick

Pasado el shock del perro, que en paz descanse, la historia sigue con los tópicos de siempre: resulta que el prota es un famoso ex asesino a sueldo, se pone en plan “Hola me llamo Iñigo Montoya, tú mataste a mi perro, prepárate a morir” y se ventila a todo el que se cruza en su camino.

Lo que realmente me descolocó vino al final, aquí es donde la peli se pone profunda de verdad y te hace pensar. ¿Estáis preparados para tener una revelación? ¿Sí? Allá voy. Después de asesinar al jefe de los mafiosos en una pelea que casi le cuesta la vida, John Wick coge su coche, se cuela en una perrera y se marcha con otro perro. Fin.

Vale, me estás diciendo que ese perro que supuestamente era súper especial y único para él, ¿también era fácilmente reemplazable? ¿Entonces a qué viene toda esta venganza? ¿Por qué liarla tanto si podías sustituirlo a la primera de cambio?

A veces cuando pierdes algo te cuesta aceptarlo y la tomas contra el mundo o contra una banda de mafiosos rusos. Lo difícil es darse cuenta de que quizás ese algo no era tan insustituible, que podemos saltarnos toda la parte del rencor y seguir adelante con nuestras vidas. Puede que John Wick trate de todo eso o quizás solo sea una peli tonta con buenas peleas, pero si alguna vez os veis en esta situación, no os quedéis atrás y pasad a otra cosa, por eso dicen aquello de “una vez muerto el perro, se acabó la rabia”. Lástima que John nunca lo haya oído.

Anuncios

5 comments

  1. Sí, pero… ¿Y esas coreogrfías molonas con los disparos en la discoteca? ¿Y ese mundillo de asesinos a sueldo con las moneditas? Sí, creo que en el fondo es la historia de siempre, pero yo, personalmente, estoy deseando que estrenen John Wick 2 jajaja

    Le gusta a 1 persona

  2. Muy de acuerdo contigo, la película tiene un argumento gilipollesco a más no poder, pero en el ámbito de las peleas y la lucha es fantástica, de lo mejor que he visto últimamente… es como el “Sharknando” o como se llamen, no tienen ningún fuste, pero gustan por algo, aquí ese algo es Reeves al estilo ‘Matrix’ calzando hostias y bien ajustadas, ya que las coreos están muy bien.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s